Teléfono :
+549 387 5181219
Dirección:
Calle 123, Argentina
Email :
correo@redeschaco.org

8M Día Internacional de la Mujer

“El cambio climático no es neutral al género, sino que tiende a exacerbar las desigualdades de género existentes: si se considera, por ejemplo, que el cambio climático afecta principalmente a las poblaciones pobres del mundo y que el 70% de las personas pobres del mundo son mujeres, se comprende como los efectos negativos que enfrentan las mujeres son mayores”, señala Fabiana Mena, Gerente país de NANUM Mujeres Conectadas en la Argentina en charlas y conversatorios internacionales.

¿Cuál es el impacto que tiene la incorporación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), en las asociaciones de mujeres rurales y la trayectoria de sus lideresas? ¿Cómo ha modificado el sistema dentro de sus organizaciones? ¿Cómo ayuda a encarar y adaptarse al cambio climático?

La antropóloga Naty Zlachesky, que actualmente cursa la maestría en género, sociedad y políticas en la FLACSO (Facultad Latinoamericana de ciencias sociales de Argentina) comenta que se trata de un tema crucial para abordar, ya que permite mostrar las tensiones que aún existen entre la incorporación del internet, de la cultura global y de la adopción y uso desde la ruralidad; como ejemplo, las tensiones que pueden existir con las cuestiones locales como el tema de la alfabetización en español siendo que el internet no está construido en lengua indígena.

En el 2016, desde el área de género de la FLACSO se armó un equipo para acompañar a la Iniciativa de El Futuro está en el Monte en una de las primeras experiencias piloto en la Argentina que incorporó el uso de la tecnología y su capacitación en las comunidades indígenas del Gran Chaco Americano denominado Proyecto NANUM Village, la facultad apoyó en formar tutores y tutoras que acompañen a las mujeres indígenas y a los productores en la incorporación de las TIC-Tecnologías de la Información y la Comunicación a sus organizaciones, iniciativa que hoy se implementa en Bolivia y Paraguay.

“Las mujeres, niñas y niños tienen 14 veces más posibilidades de morir durante una emergencia o desastre ambiental que los hombres. Las mujeres, por lo tanto, se encuentran en una condición de mayor vulnerabilidad respecto a los hombres debido a que tienen acceso limitado a los activos que pueden mejorar su capacidad de adaptación al cambio climático”, son los datos que afloran en el evento TIC, Género y Cambio Climático organizado por la FLACSO en el 2019.

El punto de partida es el hecho que existe una brecha de género digital, es decir, que las mujeres no acceden de igual modo que los varones al mundo de internet y a las herramientas digitales por lo que el objetivo del proyecto es promover el rol de las mujeres como agente de cambio en el acceso y la adopción de soluciones disruptivas mediante la conectividad rural y la innovación aplicada a desarrollo organizacional y productivo.

En la actualidad la iniciativa NANUM propone soluciones innovadoras que ayudarán a reducir , el aislamiento,  fortalecerán las capacidades de las mujeres y sus organizaciones procurar el aumento de sus ingresos y el incremento de inversiones disruptivas para la adaptación y resiliencia al Cambio Climático del 20% respecto a la línea de base. Esto conlleva también el aumento, en el nivel de ingresos productivo del mismo orden de magnitud.

El estudio, “Conectividad Rural en América Latina y el Caribe – Un puente al desarrollo sostenible en tiempos de pandemia” elaborado por el IICA ofrece un completo panorama sobre la situación de la conectividad rural en la región, revela que un 71% de esta población urbana cuenta con opciones de ella, ante menos de un 37% en la ruralidad. “Una brecha de 34 puntos porcentuales que mina un inmenso potencial social, económico y productivo”, asegura la publicación.

“Entre un hombre blanco de clase media y una mujer indígena rural hay una brecha digital y una brecha de todo, entendiendo que el internet y la conectividad permiten acceder a otros derechos partiendo del enfoque de derechos humanos y entendiendo que es un derecho en sí mismo el poder participar en un mundo digital, señala la antropóloga Zlachesky a lo que remarca que la conectividad no es solo aprender a usar herramientas ni los programas, es una inmersión en un nueva cultura y espacio, un acompañamiento, bajo el entendido que todo lo que se aprenda se tenga en cuenta el punto de partida, el sentido y significado que tiene para las personas involucradas.

NANUM Mujeres Conectadas está avanzando en la culminación de un diagnóstico completo y complejo que ayudará a abarcar todos los aspectos de alfabetización digital dentro de un proceso de retroalimentación entre el conocimiento nuevo de las TIC hacia las comunidades y el saber desde la comunidad para que éste pueda ser incorporado y compartido a través de las herramientas y metodologías.

En el Gran Chaco el uso de la tecnología ya tiene un antecedente importante cuyo impacto es relevante a nivel trinacional, hacemos referencia al Sistema de Alerta Pilcomayo que fue fortalecido en el marco de Gran Chaco PROADAPT. Ahí el uso de las TIC es elemental para el componente principal como es el monitoreo colaborativo entre los organismos de los Estados y la población local, generando datos diferenciales, desde la experiencia en el territorio y a la vez quien se beneficia de la interpretación y un equipo de apoyo que emite los datos oficiales.

“La posibilidad de hacer un uso estratégico de las TIC favorece al derecho de la conectividad permitiendo hacer uso en red colectiva, acceder al mercado desde lo productivo habitar un mundo digital que tiene sus códigos y reglas con el uso responsable de las TIC y aplicar una conectividad con sentido”, afirma Florencia Iacopetti, coordinadora general de NANUM Mujeres Conectadas.

La iniciativa se emplazará en 40 comunidades de la región del Gran Chaco Americano con foco en acciones que potencien la conectividad, la innovación y la formación bajo un tejido de alianzas estratégicas con organizaciones e instituciones que sumen esfuerzos y logren impacto más un importante Fondo de Innovación e implementarse que contempla la iniciativa.

NANUM Mujeres Conectadas es ejecutado en Argentina, Bolivia y Paraguay por la Fundación AVINA en alianza con Fundación SUNU, Sombra del Árbol y Fundación Capital en el Paraguay; Fundación Gran Chaco, ACDI, Potenciar, SolRural, Coopsol y Alimentaris de la Argentina y la Organización NATIVA en Bolivia con el respaldo de Redes Chaco y el Colectivo de Mujeres.

Pueden conocer más en las redes sociales de Facebook @NANUM Mujeres Conectadas, Instagram @mujeresnanum y en twitter @ChacoProadapt.

Deja un comentario