"Bañado La Estrella". Foto, gentileza ProYungas

EN MEDIO DE LA LLANURA CHAQUEÑA YACE EL TERCER HUMEDAL MÁS IMPORTANTE DE SUDAMÉRICA

«Bañado La Estrella». Foto: Gentileza ProYungas

El 2 de febrero de cada año se celebra el Día Mundial de los Humedales, decretado en el año 1997 fecha elegida en conmemoración a la Convención sobre los Humedales de Importancia Internacional, celebrada el 2 de febrero de 1971 en Ramsar, Irán.

En el territorio chaqueño se emplaza uno de los mayores humedales de Sudamérica, con alrededor de 400.000 hectáreas de superficie, El Bañado La Estrella es el tercer humedal más grande de Sudamérica y se encuentra en la república de la Argentina.

En el 2019 el Bañado La Estrella fue declarado como la séptima maravilla de la Argentina. Una de sus características y singularidad del lugar son los «champales», árboles muertos que han perdido sus cortezas, cubiertos de enredaderas exuberantes, musgos y hasta algas. Por las lluvias y los desbordes del río Pilcomayo este exuberante paisaje se encuentra inundado en su totalidad, gran parte del año.

Pese a estar en otro territorio, el Bañado La Estrella también es de importancia para Bolivia.

“El río Pilcomayo es una de las principales venas hídricas del Gran Chaco Americano que llega con sus aguas al bañado La Estrella siendo de gran importancia para la cría de peces migratorios como el tradicional sábalo, surubí, dorado entre otros cuyo ciclo reproductivo depende del río y del Bañado.  Estos recursos representa la base de seguridad alimentarias de los pueblos indígenas que habitan en sus orillas y para poblaciones enteras en el caso de Bolivia”, señala Marcela Zamora responsable de conservación de NATIVA.

En la actualidad los humedales están desapareciendo tres veces más que los bosques Se calcula que en los últimos 35 años han desaparecido más del 50% de los humedales en todo el mundo, según un informe difundido por la secretaría que supervisa la aplicación de la Convención de Ramsar sobre los Humedales.  En América Latina y el Caribe se hace referencia de la pérdida de un 15,8 %.

Entre las causas principales son el cambio climático, el crecimiento demográfico, la urbanización en las zonas cercanas a estos espacios, la modificación en el uso de la tierra y el agua en la agricultura.  Entre las amenazas directas para los humedales a nivel global son la contaminación, el drenaje de sus aguas, las especies invasoras, la perturbación de los caudales debido a los embalses y la acumulación de los sedimentos.

En el Gran Chaco Americano donde se encuentra el Bañado La Estrella habitan alrededor de este gran humedal más de 3 mil especies de plantas, 500 especies de aves, 150 especies de mamíferos, 170 reptiles y 100 de anfibios.

En una región como el Gran Chaco Americano caracterizado por la sequedad de sus bosques y la aridez de sus tierras, conservar sitios como estos representa la conservación de la vida y el ecosistema chaqueño.

En este territorio compartido, varias son las organizaciones de la sociedad civil que integran de Redes Chaco, están promoviendo y ejecutando acciones transfronterizas que ayuden a conservar este territorio al mismo tiempo de generar desarrollo bajo un enfoque de sostenibilidad, respaldando todo un trabajo de gestión transfronteriza.

“Uno de nuestros propósitos estratégicos es visibilizar las potencialidades y desafíos que enfrenta el territorio y sus habitantes para los próximos años vinculando a una gama de posibilidades para que el Gran Chaco se proyecte como un bioma de desarrollo integral de todos sus habitantes a partir de una visión productiva y de conservación”, acota Liliana Paniagua de Redes Chaco.

Actualmente, en el marco de un trabajo de gestión transfronteriza en este humedal, se promueven acciones de conservación y de desarrollo en el territorio, desde la promulgación de normas y leyes, turismo ecológico, cuyos guías son jóvenes indígenas de la zona, producción ganadera y apícola sostenible para sus habitantes y la promoción de la artesanía local en manos de mujeres indígenas, entre otras acciones que coadyuvan a una conservación de estos territorios.

Uno de los resultados de la Evaluación Ecorregional apunta a los humedales como áreas prioritarias de conservación.  La importancia de los humedales es fundamental para la vida en todo el planeta gracias a que son ecosistemas, donde viven un gran número de especies animales y vegetales, y que se encargan de regular el ciclo del agua y el clima, creando de esta manera un equilibrio perfecto. Además, aportan al hombre recursos indispensables para disfrutar de una mejor calidad de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *