Teléfono :
+549 387 5181219
Dirección:
Calle 123, Argentina
Email :
correo@redeschaco.org

Proyecta tendencias preocupantes vinculados a las áreas boscosas nativas, de continuar las actuales políticas económicas, sociales y ambientales.

Las causas de fondo están vinculadas, la mayoría, con la especulación inmobiliaria, el relativo valor económico y ambiental actual de los bosques frente a las actividades agrícolas y ganaderas tradicionales, los subsidios muchas veces encubiertos y el afán de lucro a corto plazo, que desprecia las consecuencias sociales y ambientales de los pobladores locales. Se suma a esto, la falta de alternativas tecnológicas vinculadas al desarrollo sustentable y de planificación integral regional.

Los principales problemas son:

– El aumento de las áreas agrícolas en secano de medianas y grandes empresas con producción y tecnología tradicional, incompatible con el bosque nativo y de relativo valor social y económico regional. — – La tendencia de la agriculturización se acelera a partir de los años 1970 dados las buenas precipitaciones y precios internacionales de los productos primarios y valores inmobiliarios, pasando del millón de hectáreas a 3 millones en la actualidad. De éstas, en promedio, están en producción sólo la mitad, oscilando según precios y lluvias, entre el 25% al 75% de superficie en producción. La tendencia es el aumento, al mismo ritmo, de la superficie agrícola con avance sobre las áreas más secas del semiárido. Se encuentra al borde de la pérdida total de sus bosques la subregión semiárida, límite Sur (Norte de Córdoba) y con graves pérdidas de bosques, en los límites Oeste y Este del Chaco Semiárido.

– La continua degradación, lenta pero sostenida, en las áreas más secas del semiárido con sistemas ganaderos extensivos cada vez menos productivos, resultando en pérdida de renovabilidad del bosque nativo. La superficie en estas condiciones es de unos 15 millones de hectáreas. La tendencia en 20 años es la pérdida de posibilidad de renovación de las principales especies forestales nativas en esta gran región.

– El aumento de la de salinización de los suelos por malas prácticas agrícolas y de riego, sobre todo en los límites entre el Chaco Semiárido y el Húmedo y en las áreas tradicionales bajo riego. Están afectadas unas 400.000 has con productividad decreciente.

Otros problemas son:

– La gran superficie y alta frecuencia de incendios por la escasa prevención, se presenta en todas las Subregiones, con importantes pérdidas de bosques y pastizales, siendo graves en el Chaco Serrano con sus 300.000 has incendiadas todos los años, con pérdidas de su capacidad de regulación hídrica.

– El aumento de la colmatación en Esteros, Bañados y Lagunas por erosión hídrica debida al sobrepastoreo y, el incremento de las áreas agrícolas, han producido pérdidas de unas 100.000 has de ambientes acuáticos, en especial en el Semiárido Norte y Chaco Húmedo.

El aumento de las inundaciones en áreas de relieve más bajas, debido sobre todo a las malas prácticas agrícolas de zonas adyacentes, afectando unas 500.000 hectáreas, en especial en la Subregión húmeda.

– El aumento de la contaminación por más uso y abuso de Agroquímicos en áreas agrícolas (soja, algodón, arroz, etc.) con expansión de sus efectos vía hídrica a ambientes circundantes.

– La desaparición casi total de los recursos naturales en las nuevas áreas bajo riego, en especial en las áreas más secas del Chaco siendo grave en el Valle Central de Catamarca, Este de la ciudad de La Rioja y áreas del Oeste de Córdoba y San Luis, donde en los últimos 10 años se han desmontado 300.000 has con tendencia a ser incrementadas. De las mismas, sólo están en producción efectiva, 100.000 has. Es preocupante la tendencia del mal uso de los recursos hídricos subterráneos.

El Chaco Argentino presenta pocas Áreas Naturales Protegidas, con muchos ambientes no representados, muchas con escaso control y participación de la población circundante.

Sólo existen unas 300.000 has de Áreas Protegidas “oficiales” (Nacionales y Provinciales), que representa escasamente el 0,5% de la superficie del Chaco. En contraste, el Chaco Boliviano y Paraguayo superan con creces el 12% recomendado por los Organismos Internacionales vinculados a la Conservación. Sub regiones y Zonas Ecológicas del Chaco Argentino.

 

Deja un comentario