Teléfono :
+549 387 5181219
Dirección:
Calle 123, Argentina
Email :
correo@redeschaco.org

El bosque, un escenario de formación superior en la Universidad Indígena Boliviana. Son tiempos de retornar a la Madre Tierra, no somos los primeros en mencionar. Esa inquietud ancestral reclama ciencia y recursos de los más dispares para mantener un equilibrio necesario para que la evolución prosiga en su ritmo progresista sin las desgracias de los desastres naturales provocados de manera acelerada por el cambio climático. Las universidades convencionales formaron y forman recursos humanos cimentados en la objetividad materialista y consumista (colonizante), los procesos deaprendizaje son mecánicos (acción y reacción), no hayreflexión de lo abstracto a lo concreto o viceversa, nohay conocimiento consciente; por tanto, el profesionalformado bajo estos esquemas responde a estímulosfísico-psíquicos interesados a funciones individualesdejando de lado la colectividad y su entorno.

image 4

El bosque es un cuerpo gigante vivo y complejo, portanto su estudio también es complejo, pero no haymejor manera de estudiar y conocer todo el funcionamiento estando dentro para observar, analizar, comprender, conocer y convivir en este gigante ecosistema natural. Para los Pueblos Indígenas el bosque, esecuerpo gigante, es su casa donde tiene todo lo necesario para vivir bien. Así, por ejemplo: un elemento delbosque, el árbol para el sabio indígena tiene su cuerpofísico y su parte “esencial” con la que se comunicaa través de los sueños para arrancarle sus secretos yponer en beneficio de su pueblo. KrunHeller, 2012, afirma: en todos los vegetalesexiste una determinada sustancia etérica, excesivamente sutil, que viene a ser al mismo tiempo foco ysostén de vida, como una fuente o manantial energético de calor natural que apoya todas las facultades. Algo así como el Semen del Vegetal mismo. En la cultura del pueblo originario Guaraní SegúnMeliá (2004), citado en Plan Currilular de UNIBOL Guaraní y Pueblos de Tierras Bajas “ApiaguikiTüpa”,no es posible hablar de los Guaraní sin hacer referencia explícita a su búsqueda de la “tierra sin mal”, “Kandire” o “Ivimaräe”. Este fenómeno del guaraníde quién busca, incansable y proféticamente, esa tierra sin mal ha sido divulgada ampliamente. Esta realidad no es exclusividad de una cultura. Lospueblos indígenas en América que se extienden desdeAlaska hasta Tierra del Fuego tienen en común precisamente el conocimiento profundo del respeto al bosque, el agua, la tierra, el aire, el fuego y sus misterios,que el “modernismo” y el eurocentrismo académicosubestimó violando las leyes naturales. Esta actitud deexplotación irracional ha llevado a la alteración y destrucción de los ecosistemas que ahora la naturaleza seexpresa en el cambio climático generando una seriede desastres naturales imprevistos que el estudio delas ciencias naturales no está pudiendo prevenir. Sin embargo, a pesar de que los pueblos indígenasfueros reducidos, en diferentes periodos sociales,siempre hubieron sabios que expresaron y alertaronsobre los errores que se venían cometiendo. En el VII encuentro del “Cóndor y el Águila” de guías espirituales delcontinente (2009) se afirma: la espiritualidad posee elojo interno que enlaza todas las condiciones de la vidapara lograr ‘un modo sostenible de vivir’. Los PueblosIndígenas, con su diversidad de más de 400 pueblosen las Américas –desde Alaska a la Patagonia– siempre afirmaron poseer una Visión Espiritual Propia queestá interrelacionada a través de una comunión entrela vida, el Universo, la Naturaleza, el Pueblo/Comunidad y el Hombre (Varón y Mujer). Antecedentes de la Educación Superior para losPueblos Indígenas El guía espiritual indígena sostiene: “Las universidades enseñan aspectos ajenos a lo que nos enseñanlos abuelos y eso se debe modificar en los centrosde enseñanza. En las universidades no nos enseñan aembarrarnos con la tierra”. Choque (2009) menciona:”No estamos en camino a la realidad social, porquepara lograr la realidad social indígena debemos recuperar nuestra espiritualidad que nos han dado nuestros antepasados. Debemos convocar a los jóvenesy niños, sino no vamos a llegar a nuestro objetivo. Debemos trabajar en unidad para que sea fructífera”. Barreto (2009): hemos planteado una educación descolonizadora, para rescatar nuestros saberes locales.En este contexto existe un decreto supremo para tresuniversidades indígenas quechua, aimara y guaraní.El objetivo de las universidades es producir profesionales indígenas bajo nuestra cosmovisión, donde losdocentes deben aportar a nuestra cosmovisión y estamos satisfechos por llevar adelante y sacar profesionales más productivos. Para ingresar a este proceso de “cambio” profundo,mejor dicho de revolución consciencial, anhelo de loslíderes indígenas en América, propiamente en Bolivia se dan los primeros pasos de recuperar los saberesy conocimientos ancestrales de los pueblos indígenasoriginarios a través de la incursión en la educaciónsuperior, por tanto se abre un gran reto para la Universidad Indígena Boliviana (UNIBOL). La Universidad Indígena Boliviana (UNIBOL) Guaraní y Pueblos de Tierras Bajas “ApiaguakiTüpa” aligual de sus dos hermanas Quechua y Aimara, nace ala vida académica hace más de tres años en la localidad de Macharetí, Provincia Luis Calvo, Departamento de Chuquisaca; con la oferta de cuatro carrerasa nivel de Técnico Superior, Licenciatura y Maestríaen: Medicina Veterinaria y Zootecnia, Ingeniería delPetróleo y Gas Natural, Ingeniaría en Ecopisciculturae Ingeniería Forestal, de esta última nos avocaremosen ésta ocasión. Actividad Forestal La actividad forestal en Bolivia y América Latina hatenido diferentes momentos. Durante los años 60 y70 se concentraban en crecimiento mediante explotaciones a gran escala junto con mayores inversionesen plantaciones industriales y madereras (Zivnuzka1966). Los años 80 surgen con críticas y los donantes y lasorganizaciones no gubernamentales (ONG) se interesan en promover la participación de las comunidadeslocales en el manejo de los recursos forestales con acciones centradas en enfoque técnicos de reforestacióny manejo de bosques naturales. Luego de la agenda21 de Río 1992, se perfila con fuerza la conservación,las medidas se enfocaban en asegurar el acceso a losrecursos y la tenencia de la tierra, descentralizaciónde la toma de decisiones en el sector forestal y el mejoramiento de las capacidades locales para el manejoforestal sostenible. Por tanto, la formación de ingenieros forestales por las universidades respondía a estaspolíticas de desarrollo forestal. Últimamente surge un nuevo enfoque nos referimos a las Pequeñas y Medianas Empresas Forestales(PyMEF). Han surgido y se han desarrollado en países donde las comunidades y pequeñosproductores han asegurado la tenencia de la tierra incluyendo los derechos a cosechar y venderlos productos forestales (Donovan, et al, 2012). Formando profesionales con enfoque productivo comunitariopara el manejo sustentable de los recursosdel bosque Tres añitos de vida en un contexto socio-político culturalde ajustes a las aspiraciones de los pueblos indígenasoriginarios sirvieron para encaminarse a un nuevo proceso de formación superior. La carrera de Ingeniería Forestal se concentra en inducir la formaciónprofesional con principios institucionales de: “Mboroaiu” (Guaraní: amor y sentimiento humano), “Mboromboete” (respeto a las personas y la naturaleza),”Mborerekua” (reciprocidad), “Yoparareko” (solidaridad), Complementariedad, Identidad, Espiritualidad.Siendo sus bases filosóficas: la descolonización,modelo productivo comunitario, la integración universidad estado y democracia comunitaria para el desarrollo forestal; manejo y conservación del bosque en equilibrio. El hecho de ubicarse en una comunidad rural, en un ecosistema de bosque xerofítico del Chaco Boliviano y con vínculo a través de las organizaciones indígenas originarias a ecosistemas de los valles, bosque chiquitano,bosque húmedo y bosque de sabanas arboladas; esta singular ubicación de la carrera resalta la diferenciaa las otras carreras similares de universidades autónomas. Los diferentes tipos de Bosque se constituyenen escenarios propicios para la aplicación y desarrollo de un modelo educativo superior productivocomunitario y con desafío a documentar todos los trabajos de grado en idioma originario por la diversidadde naciones indígenas presentes en el Chaco y la Amazonía. Enseñanza – aprendizaje, donde el tiempo de estudio tiende a distribuirse de un 30 a un 40 {3567dbe99693a098d531f5ffce4ff39171d2ee7aec9d81e94777ce439aa47579} en teoría y la práctica objetiva es de un 60 a un 70 {3567dbe99693a098d531f5ffce4ff39171d2ee7aec9d81e94777ce439aa47579} en ambientes reales (bosque y laboratorios). Las prácticas de campo y laboratorio deben estar sincronizadas para llegar a una aprehensiónobjetiva del problema o necesidad planteado por la comunidad. Todo ello, sin dejar de lado las tendencias actualesde la consolidación de las PyMEF que cada vez buscarán mayor competitividad para capturar mayoresbeneficios en la cadena productiva de productos forestales del bosque. Trabajos de grado deben surgir a necesidades o problemasde la comunidad y bosquejados, planificados por el estudiante asesorado por los docentes desde el segundo o tercer semestre de formación. Esto permite al estudiante concluir el nivel de formación obteniendoel título profesional correspondiente al finalizar el plan de estudios de cada nivel de formación. Pasantías y prácticas pre-profesionales, la universidad a través de la dirección de carrea gestiona alianzas y convenios con instituciones similares, organizaciones indígenas u otras afines a la carrera viabilizando la concreción de estas. Se proyectan pasantías por periodosde más de 60 días que le permitan al alumno involucrarse en actividades específicas y desarrolle competencias (saberes, destrezas, habilidades, consciencia social e investigación). Lo singular: profesionales bilingües, es decir, capaces de comunicarse de manera oral y escrita en lengua materna originaria (Bésiro, Gwuarayu, Mojeño y Guaraní) dependiendo la procedencia del estudiante, además del castellano como lengua transversal. Una mirada hacia el horizonte Para superar los desafíos que la carrera enfrenta se requieren acciones concertadas de sus órganos de gobiernoy los actores que demandan profesionales productivos. En este sentido me permito hacer algunas sugerencias: • Buscar y consolidar nuevas oportunidades para capacitar al plantel docente, para fortalecer el modelo de educación productiva comunitaria recuperando:saberes ancestrales, buenas prácticas forestales e incluyendo tecnología en la cadena productiva. • Invertir en unidades o módulos de enseñanza – aprendizaje a nivel de Pequeñas y Medianas Empresas Forestales Comunitarias (PyMEFC) para que el estudianteconozca toda la cadena productiva de los recursosdel bosque. • Invertir en laboratorio de Biología – BiotecnologíaForestal, tratamiento de productos maderables, para que el estudiante aprenda y el docente genere ciencia y tecnología con nuevas especies forestales. • Buscar territorios para hacer estudios de produccióne investigación con fines productivos, serviciosambientales y manejo forestal en condiciones naturales. Autor:Juan Rivera Liquitaya, Director de la Carrera de Ingeniería Forestalde la UNIBOL Guaraní y Pueblos de TierrasBajas “ApiaguikiTüpa”

Fuente: Fundación Nativa

*Literatura citada

-KrunnHeller 2012. Plantas Sagradas 10ma. Edición. Méjico D.F.

-Meliá 2004. Asamblea del Pueblo Guaraní (APG) –CIPCA, Camiri – Bolivia.

-Choque y Barreto 2009. VII encuentro del “Condor y el Águila” de Guías Espirituales del Continente, La Paz – Bolivia.

-Donovan J. et al 2012. Hacia un ambiente favorable para el desarrollo de pequeñas y medianas empresas forestales. En revista: Recursos Naturales y Ambiente. Costa Rica.

Deja un comentario