Teléfono :
+549 387 5181219
Dirección:
Calle 123, Argentina
Email :
correo@redeschaco.org

Clima

El Chaco Paraguayo pertenece a la zona de transición entre el clima semiárido y el húmedo. “Semiárido” significa que por un largo tiempo existe un régimen deficitario de humedad porque la evaporación potencial es mayor que la precipitación. En general se registran las precipitaciones en el Bajo Chaco con 1.400 mm (promedio) disminuyendo hacia la frontera con Bolivia en el Oeste, a aproximadamente 500 mm. En todo el Chaco las temperaturas promedios anuales están por arriba de 23ºC (MAG/ BGR, 1998)

RENSHAW (1996) menciona que “las variaciones estacionales y las del día y la noche son marcadas. La temperatura del verano en el Chaco Central está a menudo por encima de los cuarenta grados centígrados, mientras en junio y julio la temperatura puede descender a bajo cero. Las estaciones meteorológicas de Mariscal Estigarribia y del Fortín Pratt Gill, en el centro y al noroeste del Chaco Paraguayo respectivamente, han registrado temperaturas de verano de hasta 46 grados centígrados, mientras en el invierno estas mismas estaciones han registrado temperaturas tan bajas como los 7 grados bajo cero”.

El clima chaqueño se caracteriza por dos cuadros meteorológicos alternantes:

Cuadro con vientos dominantes del sector noroeste. Estos vientos, dominantes durante el verano y asociados a bajas presiones, traen masas de aire calientes, muy húmedas en el estío y muy secas durante el invierno. En el verano, con humedad relativa elevada y masas de aire inestables, se producen precipitaciones aisladas, mientras que el invierno se caracteriza por tormentas de viento norte sin lluvia, baja humedad relativa del aire. Un viento muy violento, proveniente del norte, es casi siempre signo de un próximo cambio meteorológico.

Cuadro con vientos dominantes del sector sureste. Estos vientos traen masas de aire frías y secas. Están asociados a sistemas de alta presión y, por lo tanto, predomina la estabilidad de las masas de aire. En invierno, la temperatura puede bajar hasta 0 ºC en las noches de cielo despejado. Este es el cuadro dominante durante el invierno.

La sucesión de los cuadros, de viento norte y viento sur, se debe a la llegada de un frente frío acompañado, a menudo, de fuertes vientos. Durante el paso del frente frío se dan generalmente precipitaciones de importancia, tanto en intensidad como en duración. Estas son lluvias típicas en el verano.

La posición y la circulación estacional de las altas presiones de origen subtropical y de las bajas de origen ecuatorial explican la alternancia de estos cuadros peculiares del clima chaqueño, caracterizados por los veranos lluviosos y los inviernos secos. La sequía se extiende aproximadamente entre los meses de mayo a octubre, las lluvias se concentran de noviembre a abril. (En los últimos años este período ha sido bastante irregular) En el Chaco paraguayo, según los datos del Mapa Hidrogeológico de Paraguay, confluyen cinco zonas climáticas: árida, semiárida megatermal, sub-húmeda seca megatermal, sub-húmeda húmeda y húmeda, siendo la evapotraspiración media anual 1400 mm.

Esta clasificación se ve reflejada en las precipitaciones y temperaturas medias anuales que se dan en la región. Lo cual, sumado al tipo de suelo que se da en cada zona climática, determina la conformación florística.

Analizando el promedio de las precipitaciones y la evapotraspitación potencial media anual, se verifica un balance hídrico negativo en gran parte del territorio.

Deja un comentario